Destinos

El pueblo amarillo en Yucatán

Sin duda uno de mis lugares favoritos en la Península, un pueblo mágico que se encuentra aproximadamente a 1 hora y media desde Mérida, estamos hablando de Izamal.

Izamal forma parte de los 88 pueblos mágicos que existen en la República y es caracterizado porque es un pintoresco lugar con todas las fachadas pintadas de color amarillo, lo que lo hace un perfecto spot para tomar fotografías y deleitarte con la hermosa vista.

Las cosas que no te puedes perder en Izamal son las siguientes:

Dar un paseo en la plaza principal.

Lo mejor que puedes hacer en Izamal es caminar en la plaza central o alquilar una calesa para un paseo, comer un helado o una marquesita y chacharear en los múltiples puestos que hay en ese lugar, además podrás admirar el convento de San Antonio de Padua.

 

Recorrer el convento.

Es sin duda el lugar más famoso de Izamal y el más emblemático, ya que cuenta con el atrio más grande de toda América y además el papa Juan Pablo II lo visitó en 1992, es por eso que el lugar está pintado con los colores del Vaticano.

 

 

Subir la pirámide de Kinich-Kakmó.

Es la tercer pirámide más alta de México, al llegar a la cima de la pirámide podrás admirar una excelente vista.

Estos son algunas cosas que son «obligadas» cuando vas a este hermoso lugar y una recomendación especial para cerrar con broche de oro tu visita es parar a comer al famoso restaurante Kinich, que seeguro te deleitará con su comida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *